Menu

Utopía izquierdista

Utopía izquierdista

Manifestar (por la índole que fuere) es un derecho de cada ciudadano chileno, es la forma de expresarse libremente y enaltecer sus ideales.

"La izquierda es esperanza, amor a la vida". José Mujica, ex presidente uruguayo.

En todas las sociedades existen bandos que no convergen en sus pensamientos políticos y por ende tienen diferencias en los temas que apoyar o rechazar.

Los términos de izquierda o derecha surgen desde la revolución francesa, donde el bando que apoyaba a la monarquía se sentaba a la derecha y quiénes creían en otro sistema lo hacían del lado opuesto (izquierda). Desde ese entonces la lucha por derechos, leyes y por supuesto, formas de vidas han sido un dilema.

En la actualidad, se ha demostrado la desacreditación izquierdista, esta se ha convertido en un sistema donde su política es la corrupción y al final, países que vivían bajo sus lineamientos terminaron entregándose a las inversiones público-privadas, es decir, esa idea de: "papá Estado le da pan y circo infinito al pueblo, y que todos somos iguales, mereciéndonos riquezas estándares" se fue quedando a un lado. O sea, la izquierda en muchos casos tuvo que ir guardando sus ideales y aceptar la llegada de la globalización.

Pero como todos estos cambios traen consigo personas que se rehúsan a lo nuevo, a las oportunidades; es donde surgen los grupos izquierdistas radicales, fervientes y ciegos a "defender" un sistema que sólo es lindo en la teoría.

Casos como los actos violentos sucedidos a los manifestantes en la "Marcha por Jesús", el pasado 27 de octubre, son la demostración de una ideología que transgrede sus propios principios y por ende deja en evidencia su fracaso para normar a una sociedad. Recordemos que la izquierda tiene como fundamentos velar por "la igualdad y equidad" de las personas. O es que acaso golpear, herir o maltratar a niños y policías, es respeto de los derechos de los ciudadanos.

Violencia es violencia, del bando que fuere debe ser sancionada. Pero qué ejemplo se le da a una sociedad, donde por estar en desacuerdo con un hecho vas a atacar la integridad física de otro ser humano. Traspolado a un ejemplo más gráfico es que si a alguien no le gusta una persona con algún defecto físico, ¿puede maltratarlo?

No se puede apoyar el maltrato físico, emocional y moral de los ciudadanos. Vivimos en una era donde todo está interconectado, los sistemas de inversiones, incluso las modalidades de trabajo han cambiado. Nos enfrentamos a tiempos donde los ideales se defienden y se sustentan con la evolución y por supuesto, desarrollo de la sociedad.

Eso sí, por más que la población surja, las visiones de negocios cambien, los derechos de los ciudadanos seguirán siendo los mismos, por ende, el respeto y la equidad serán el lema de un pueblo, sus vigencias son y serán infinitas.

Por: Johana Newman

Síguenos en Facebook


Noticias relacionadas

back to top
Info for bonus Review bet365 here.