Menu

Los nombres tras los Escándalos del Colegio de Psicólogos 2013-2018

Rodrigo Molina Miranda | Foto tomada del facebook del Colegio de Psicólogos de Chile Rodrigo Molina Miranda | Foto tomada del facebook del Colegio de Psicólogos de Chile

EL Psicólogo RODRIGO MOLINA MIRANDA, ex presidente del Colegio de Psicólogos de Chile A.G y actual secretario general de la misma entidad ha estado envuelto en una serie de escándalos gremiales que reflejan perfectamente el funcionamiento pasado y actual del Colegio y sus consecuencias para todos los psicólogos del país.

Rodrigo Molina Miranda

Don Rodrigo Molina Miranda asumió en el año 2013 como presidente del Colegio de Psicólogos de Chile sin haber obtenido ningún voto. Sí, tal cual como lo lee, asumió la presidencia sin ningún voto ya que no se presentó ninguna lista a las elecciones. Sin embargo, esto no se ve tan mal, bien por él, por ser el único en querer asumir tan gran y loable tarea. Pero este procedimiento se viene llevando a cabo hace más de 20 años. Sin votaciones, sin elecciones, sin nada de nada, se puede ser presidente del Colegio de Psicólogos; en ese tiempo era más fácil, sólo se debía ser amigo de… y hacer un buen lobby diciendo “somos la generación de recambio”.

Rodrigo Molina Miranda, asume democráticamente como Presidente del Colegio. Al poco andar de su designación, nombramiento o como se diga, comienzan una serie de cuestionamientos al funcionamiento financiero del Colegio, comienzan a renunciar directores, como ejemplo el vicepresidente al renunciar, deja una carta sobre las motivaciones de su renuncia, en la cual se señala explícitamente que se deben a las decisiones inentendibles y erradas sobre el manejo del patrimonio del colegio y su administración. Varios directores renuncian al Colegio, también varios miembros.

Una facultad del presidente del Colegio, en este caso de Rodrigo Molina Miranda como director, según los estatutos, es designar, cuando existe renuncia de un director, al colega que se estime conveniente, sin requisito alguno más que el estar colegiado a la fecha de su nombramiento. Fue así que se nombraron y pasaron muchos directores durante el periodo liderado por Rodrigo Molina, cada uno sin ningún tipo de elección y sin ninguna acción gremial significativa (con dos reuniones al año y sin colegiados no se puede hacer mucho dicen).

Conocido es por los psicólogos en redes sociales la defensa férrea de don Rodrigo Molina al sistema de acreditación de la CONAPC. Años atrás, algunos colegas le entregaron los antecedentes – los cuales como presidente él debía manejar – sobre el “convenio” de la CONAPC y FONASA y su legalidad. Haciendo caso omiso de su responsabilidad de respetar la Legislación Vigente, en vez de enfrentar el problema, permitió que fueran los colegas sin apoyo ninguno quienes enfrentaran el tema en Contraloría y el Minsal. Conocido es también como en su periodo él fomentó la creación de nuevos cobros para la acreditación de especialidades a través del Colegio (información actas directorios 2013- 2014).

El Colegio hace años viene perdiendo su prestigio y reconocimiento entre sus pares, esta “acción” gremial de don Rodrigo Molina, llevó que se hicieran distintas denuncias a la Contraloría y se dejara en evidencia los motivos económicos para mantener la acreditación por parte de algunos dirigentes del Colegio. http://m.elmostrador.cl/noticias/opinion/2017/07/03/la-salud-mental-en-chile-y-la-acreditacion-de-psicologosas-clinicos/

Permitiendo así que el nombre del Colegio de Psicólogos de Chile y sus asociados sufriera un daño mayor en su prestigio y reconocimiento.

Las repercusiones del Dictamen de la Contraloría sobre el Colegio de Psicólogos de Chile y sus dirigentes no se hizo esperar. La Sociedad Chilena de Psicología Clínica, abandona el edificio del Colegio y se retira de la CONAPC, un tiempo después se van del edificio y de la CONAPC los representantes de programas de Institutos y Universidades, Luego los autonombrados Supervisores Clínicos y luego todo el directorio de la CONAPC.  

Se realiza una auditoría financiera externa al Colegio a petición de colegas disidentes, esta reveló que en cada año se perdía contablemente de más de 38 millones de pesos, debiendo agregar a eso: pagos sin contratos, pagos sin detalles de trabajos realizados, egresos de dinero sin comprobantes, utilización de tarjetas de créditos con fines personales, pagos de viáticos de trabajo sin justificación, contabilidad no verídica y un largo etc. Que ud. puede analizar detalladamente en:

1.       https://elacontecer.cl/index.php/u-s/item/1981-graves-irregularidades-colegio-psicologos

2.       https://www.elacontecer.cl/index.php/health/item/1358-colepsi-auditoria

Misma situación corre la contabilidad de la CONAPC, según resultados de la auditoría interna realizada por la comisión revisora de cuentas del periodo.

Alejandro Escudero Sepúlveda

Según consta en actas del directorio. El Ps. Rodrigo Molina Miranda presenta al psicólogo colegiado, señor Alejandro Escudero Sepúlveda, el cual negocia con el Directorio la realización de un estudio de Planificación Estratégica por $4.000.000 cuatro millones de pesos. (documentos Auditoria Externa).

Rodrigo Molina, es responsable directo (como Presidente gremial) de realizar un acto contrario y prohibido en los estatutos del gremio. Explícitamente, y con todas sus letras: La prohibición de negociación económica alguna entre el Colegio, los Dirigentes y sus asociados colegiados.

El colega Alejandro Escudero, a pesar de no poder recibir pagos del colegio, acepta ser Director de dos comisiones, con asignación de presupuesto, muy importantes del Colegio y que tenían que ver con el nuevo proceso de acreditación de especialidades que se estaba desarrollando (Selección de Personal y Condiciones Saludables).

Unido a esto, Rodrigo Molina y el Directorio – designado bajo su liderazgo -  nombra a Alejandro Escudero Sepulveda como Presidente del Tricel de las nuevas y primeras elecciones democráticas en más de 15 años en el Colegio de Psicólogos. Pero bajo la dirección de Alejandro Escudero, el Tricel da por ganador a la Lista de don Rodrigo Molina Miranda. Pero por poco tiempo, ya que por escandalosas irregularidades en las elecciones, es impugnado el proceso en tribunales, y gana una “nueva lista”.

En su periodo como presidente electo sin votaciones, Don Rodrigo Molina se ve enfrentado a los siguientes graves problemas:

-          Cuestionamiento por falencias en administración y uso de recursos humanos y financieros.

-          Cuestionamientos por la forma de nombrar a los reemplazantes de su directorio.

-          Cuestionamientos por respeto a normas Generales y Gremiales relacionadas a los Psicólogos.

-          Generación de contratos económicos prohibidos entre El Colegio y colegas asociados.

Luego de ese periodo Rodrigo Molina se mantiene como miembro del Directorio, siendo uno de sus principales logros seguir como secretario de la Federación de Profesiones Universitarias, la cual promueve frente al estado la colegiatura obligatoria de todos los profesionales.

Actualmente don Rodrigo Molina Miranda es Secretario General del Colegio de Psicólogos de Chile, ya que en su anterior mandato modificó el Reglamento de Elecciones, plasmando así una práctica llevada a cabo por más de 20 años. Ser director del Colegio de Psicólogos sin necesidad de elecciones o votaciones. Y así sin elecciones, sin votaciones, sin que nadie pudiera decir nada es elegida democráticamente la lista del señor Rodrigo Molina, y como ha sido históricamente, basta un buen lobby para ser nuevamente la generación de recambio del Colegio.

En este nuevo periodo Rodrigo Molina y su directorio es cuestionado en redes sociales por su posición frente a la disposición del Minsal y su autorización de acciones psicoterapéuticas por parte de los Trabajadores Sociales, al igual en el tema de FONASA, y viendo una posibilidad económica de acreditar a los Trabajadores Sociales como psicoterapeutas a través del Colegio de Psicólogos. Rodrigo Molina y su directorio, no se preocupa como representante gremial de hacer cumplir la ley que establece el ejercicio exclusivo de psicoterapia o terapia mental clínica a Psicólogos y psiquiatras, si no que se reúne para establecer una forma de trabajo conjunta con el Colegio de Trabajadores Sociales.  http://colegiopsicologos.cl/2018/07/10/reunion-de-trabajo-entre-el-colegio-de-trabajadores-sociales-y-el-colegio-de-psicologos-de-chile/

La casi desaparecida CONAPC es revivida por don Rodrigo, insertándola en el nuevo DEPARTAMENTO DE ESPECIALIDADES del Colegio de Psicólogos.

Otro cuestionamiento, es la renuncia a los pocos meses del Tesorero del colegio, y en contravención a los estatutos, don Rodrigo Molina y su directorio nombran a un colegiado como Tesorero sin más requisito que el ser nombrado por los dirigentes de la lista “ganadora”. Es decir, un directorio elegido sin ninguna votación elige a un tesorero a pesar que los estatutos señalan como debe ser su nombramiento, y este no es al dedo como ellos “entienden”.

El actuar en todas estas situaciones es el mismo, se entrega una cierta formalidad en las decisiones, como por ejemplo comunicar a todo el directorio sobre un trabajo remunerado a un colega, esto es visado legalmente a través de las indicaciones del asesor legal del colegio (recordar que por asesoría legal – durante muchos años la misma persona – se exigía para estar acreditado pertenecer y pagar al Colegio – cosa prohibida explícitamente por la legislación nacional, es difícil creer que un asesor de asociaciones gremiales no conozca la normativa vigente -  y así ante cualquier duda o reclamo, la respuesta es “El abogado dijo que está bien lo que hicimos”, tratando de desligarse de sus responsabilidades.

Esto fue denunciado en : https://elacontecer.cl/index.php/u-s/item/2546-nuevo-directorio-del-colegio-de-psicologos-desconoce-sus-propios-estatutos

Este “error” fue comunicado al señor Rodrigo Molina y su directorio, se le exigió una respuesta escrita, una vez obtenida la respuesta, fue llevada al Ministerio de Economía al Departamento de Fiscalización. Se está a la espera de la fiscalización que debe realizar el Ministerio junto con su pronunciamiento sobre el ajuste a derecho del nombramiento del nuevo director tesorero.

Ante esta situación, hoy don Rodrigo Molina hace una acusación ética sobre uno de los Colegas disidentes, el cual a través de este medio ha denunciado múltiples irregularidades del colegio, por ejemplo https://www.elacontecer.cl/index.php/health/item/1762-manotazos-conapc

Las más relevantes: la pérdida de dinero y el pago de informes a socios colegiados.

Frente a estas denuncias el anterior Directorio comunicó públicamente:

 “Lo expuesto en el artículo se refiere a la administración pasada, según las fechas en que se señalan (periodo 2013-2015), mencionamos esto puesto que muchos de los párrafos podrían llevar a confundir al lector. También se deja entrever que el Directorio actual ha sido cómplice de estas irregularidades,”

https://www.elacontecer.cl/index.php/medioambiente/item/2029-de-depto-de-comunicaciones-colegio-de-psicologos-de-chile-a-g-sobre-nota-publicada-por-el-acontecer

Hoy don Rodrigo Molina Miranda hace una acusación ética sobre uno de los Colegas disidentes, fundamenta en su acusación, el no haber agotado todas las instancias al interior del colegio antes de llevar una denuncia al Ministerio de Economía. Denuncia que es sobre el actuar inadecuado de Rodrigo Molina y su directorio al nombrar como reemplazo del tesorero de la orden a un colegiado sin seguir los estatutos y reglamentos existentes.

Lo que más llama la atención es que si bien lo señalado por este medio es de conocimiento público, aún no existen investigaciones o sumarios sobre las personas involucradas en pérdidas de dinero y mucho menos aún, se ha realizado gestión alguna por parte de don Rodrigo Molina Miranda y su directorio para que don Alejandro Escudero - actualmente miembro del Colegio de Psicólogos -, devuelva los dineros adquiridos de una forma prohibida por los estatutos.

Llama la atención que la acusación ética sea realizada por don Rodrigo Molina Miranda y el directorio, obviando todas las demás irregularidades señaladas.

¿Qué podemos pensar sobre este actuar del actual Secretario General de la orden? ¿Podemos pensar que su preocupación es obligar a sus socios a un cumplimiento irrestricto de los estatutos y reglamentos?

Estimados lectores, ¿qué es más relevante?:

¿La acusación ética sobre un colegiado por denunciar un comportamiento recurrente y anti estatutario de los dirigentes del Colegio o que Rodrigo Molina Miranda y sus directores, frente a las denuncias comprobadas de pérdida de dinero y pagos prohibidos hasta la fecha no hayan tomado ninguna medida?

NOTICIA EN DESARROLLO.

Síguenos en Facebook

back to top
Info for bonus Review bet365 here.