Menu

Tratamiento para dejar la homosexualidad es prohibido en EU y se exilia en Israel

Tratamiento para dejar la homosexualidad es prohibido en EU y se exilia en Israel

Un grupo de profesionales de la salud mental judío estadounidense, que ayuda a las personas que padecen de atracción sexual hacia el mismo sexo, tuvo que suspender sus tratamientos en diciembre por una Corte en New Jersey, en medio de fuertes presiones del lobby gay en Estados Unidos para prohibir dichos abordajes terapéuticos. Sin embargo, el grupo de profesionales indica haber encontrado un nuevo hogar para su trabajo en Israel.

El Ministerio de Salud de Israel critica las llamadas “terapias reparativas de la homosexualidad” o de “conversión homosexual”, argumentando que su efectividad es dudosa y además potencialmente peligrosa, pero ninguna ley la limita. En Israel, los profesionales de la salud dicen que sus servicios están en demanda, mayormente por hombres judíos ortodoxos que tratan de reducir su atracción homosexual para poderse casar con mujeres y tener una familia tradicional de acuerdo con sus valores religiosos.

Entre los clientes se encuentran además adolescentes judíos estadounidenses y de otros países que asisten a programas de estudios en seminarios ortodoxos en Israel. La mitad de esos estudiantes asisten a seminarios que requieren que jóvenes que admiten tener sentimientos homosexuales acudan a terapia “reparativa”, de acuerdo con el Yeshiva Inclusion Project, un grupo que aconseja a candidatos homosexuales a estudiar en los seminarios.

En esta foto del 29 de enero del 2016, el sicólogo israelí Elan Karten posa para una foto en su oficina en Jerusalén.

Los profesionales explican que la Terapia Reparativa no “convierte” a los que se tratan, sino que alienta la autoestima y la masculinidad, disminuyendo los sentimientos homosexuales. Agregan que en Israel existe una mayor aceptación de su trabajo que en Estados Unidos.  

“Como la presencia religiosa aquí es tan fuerte y pienso que la corrección política no es tan prevalente, hay más apertura hacia este tipo de terapia”, dijo el doctor Elan Karten, un psicólogo entrenado en Estados Unidos y judío ortodoxo que ha tratado a unos 100 homosexuales desde que abrió su oficina en Jerusalén hace ocho años.

Algunos estados norteamericanos han prohibido esa terapia para menores. JONAH (Judíos Ofreciendo Nuevas Alternativas para Curación) fue cerrada por violar las leyes de fraude al consumidor en New Jersey al decir que su terapia podía “curar” la homosexualidad.

Entre 20 y 30 sicólogos licenciados y trabajadores sociales y 50 terapeutas no licenciados practican alguna forma de terapia de conversión en Israel, dijo el rabino Ron Yosef, de la organización de judíos ortodoxos gay Hod, que está contra esas terapias. Gays en Israel que se pusieron en contacto con JONAH fueron referidos a algunos de esos terapeutas.

“Estoy extremamente preocupado”, dijo Chaim Levin, ex cliente de JONAH en Estados Unidos que participa en una demanda contra el grupo en New Jersey. “Está exportando odio y mala ciencia a Israel. La gente tiene que saberlo”.

Importantes organizaciones médicas en Estados Unidos dicen que no hay prueba de que los esfuerzos de cambio de orientación sexual sean efectivos y que esas terapias pueden reforzar el autodesprecio, la depresión y la tendencia de una persona a dañarse a sí misma.

La Asociación Psicológica de Israel llegó a conclusiones similares en el 2011 en un documento sobre su posición, que fue adoptado por el Ministerio de Salud de Israel en el 2014.

¿Cuál es la razón por la cual se satanizan las terapias reparativas?

El ataque a los profesionales de la salud mental que ayudan a los pacientes con AMS (atracción al mismo sexo) a cambiar y encontrar otro camino de autorrealización distinto al impuesto por la “inquisición gay” no ocurre solo en Estados Unidos. A medida que estos grupos políticos partidarios de la homosexualización de la sociedad van adquiriendo mayor poder, la prohibición de estos abordajes terapéuticos se están extendiendo a otros países.

Los activistas de la militancia gay, que trabajan desde hace años en una pequeña pero poderosa red de lobistas financiados por organizaciones internacionales y principalmente Estados Unidos, han logrado influir en las políticas públicas de muchos países no solo EU.

Ya en el año 2012 un ex presidente de la  Asociación Americana de Psicología (APA), el Dr. Nicholas Cummings, denunciaba que la organización había sido "capturada" por una mafia gay, para promover un estilo de vida homosexual.

Hoy en día esta organización es el principal aval y argumento utilizado por este lobby gay para imponer sus reglas en la sociedad, sin embargo dicha organización ha sido fuertemente cuestionada por este motivo y su apoyo al gobierno de Bush en la creación de nuevos métodos de tortura durante su gobierno.

El poder de esta mafia gay es cada vez más grande, tanto así que muchos profesionales guardan silencio para no sufrir sus represalias y otros que han expresado su opinión han sufrido las consecuencias.

¿Qué derecho tienen estos grupos de activistas gay a decidir por aquellas personas que teniendo una sensibilidad homosexual desean cambiar?, ¿quién puede determinar dónde está el techo de realización personal que un ser humano puede alcanzar?

“Cada persona es un Ser Único. Por lo tanto la psicoterapia debería formularse en la búsqueda de esa individualidad y peculiaridades de las necesidades de cada uno, más que recortar a la persona, para ponerla en un lecho de Procusto, de hipotéticas teorías sobre la conducta humana" Milton H. Erickson

Cito las palabras de un grande de la psicología, con la esperanza de arrojar un poco de luz a quienes han sido confundidos por estos grupos de activistas homosexuales, ya que con su negligencia están permitiendo la invisibilización de un pequeño grupo de hombres y mujeres que desean cambiar... Ellos, son los más discriminados.

Recuerda seguirnos en facebook

back to top
Info for bonus Review bet365 here.