Menu

Este jueves se dio inicio al XXII Congreso Nacional de Psicología Clínica

Dr. Fernando Torrente en el Aula Magna de la Universidad Santo Tomás Dr. Fernando Torrente en el Aula Magna de la Universidad Santo Tomás

¿Qué pasa en el cerebro del paciente antes y después de la psicoterapia?, ¿Qué hace nuestro cerebro para regular las emociones?, de eso y mucho más fue lo que se habló durante la primera jornada del Congreso Nacional de Psicología.

El día jueves 3 de octubre comenzó el XXII Congreso Nacional de Psicología Clínica "Psicología y Neurociencias Hoy", el cual culminará el sábado 5 del presente mes. La iniciativa organizada por la Sociedad Chilena de Psicología Clínica, comenzó pasada las 9:20 am. los asistentes repletaron el Aula Magna de la Universidad Santo Tomás, lugar que dio inicio a este congreso.

La primera conferencia estuvo a cargo del Dr. Fernando Torrente, graduado como Licenciado en Psicología en la Universidad de Buenos Aires y con un doctorado académico en Medicina en la Universidad Favaloro.

“Como más me identifico es como Psicólogo Clínico”, dice Fernando Torrente, quien expuso a partir de esa área de la psicología una aproximación de lo que se puede esperar de las neurociencias, “una disciplina que está en expansión en muchos ámbitos” dice el profesional, y agrega que “incluso en Argentina junto a otros países la neurociencia está de moda”.

Torrente, también destacó los avances que ha tenido la Psicología Clínica en los últimos 50 años, sin embargo advirtió sobre sus limitaciones. Explicó que se sabe que la psicoterapia funciona, que es mejor que no hacer nada, muchas veces es mejor que el tratamiento farmacológico y otras como complemento a este, sin embargo sus efectos tienden a ser de leves a moderados, “la psicoterapia es algo bueno pero no lo suficiente como para estar tranquilos”, señaló.

El profesional también comentó que las personas prefieren a la psicoterapia por sobre los psicofármacos, sin embargo estos últimos crecen más en su uso. La psicoterapia que ha debido crecer va decreciendo, debido a la baja especificidad de los tratamientos y en general implementar una psicoterapia es más engorroso.

El profesional advierte que si los problemas psicológicos crecen más que las respuestas que puede dar la psicología, es señal de que algo está pasando. Explicó que pese a contar con más tratamientos eficaces, la psicología no está dando abasto con las problemáticas que se están presentando, “nuestra capacidad de respuesta está quedando a la sala”, dice el profesional.

El experto se refirió a las promesas que ofrece la neurociencia y también se refirió a los peligros. Entre las promesas está el enorme potencial que representa la interdisciplina en la psicología clínica la cual siempre ha sido una vía fructífera para nuevos desarrollos y aplicaciones. Respecto de los peligros, entre otros, mencionó el "reduccionismo eliminativo", para referirse a la tendencia de eliminar la capacidad de entender tareas intermedias, que dan significado a las interacciones, conductas y fenómenos sociales. También mencionó las “neurorredundancias”, la práctica de explicar lo que ya sabemos pero en términos neurológicos, lo cual resulta muy común pero que no representa un verdadero avance.

Finalmente expuso una serie de criterios para el logro de una buena integración entre la psicoterapia y la neurociencia.

Síguenos en facebook

back to top
Info for bonus Review bet365 here.