Menu
RSS

Neuromarketing Electoral

  • Escrito por Milton Galdames

El Neuromarketing Electoral, es una de las herramientas más novedosas y potentes del marketing aplicado a los procesos políticos. Permite, mediante la relación neurociencia y mercadeo político, conocer los comportamientos y las conductas políticas de las personas, con el fin de plantear ventajas y estrategias diferenciales.

Al considerar los procesos cerebrales referentes al comportamiento y la toma de decisiones en la actividad política mediante el uso de herramientas neurocientíficas, el neuromarketing, nos permite diseñar estrategias que permiten construir significados en la mente humana, por consiguiente una comunicación más efectiva, con fines persuasivos, entre los gobernantes-candidatos y el ciudadano-elector.

Según Néstor Braidot, “el neuromarketing electoral investiga y estudia los procesos cerebrales conscientes y metaconscientes que explican la percepción, la conducta y la toma de decisiones de las personas en los campos de acción de la actividad política”.

En sus orígenes, el desarrollo y análisis de la relación entre la neurociencia y la política, dio como resultado el surgimiento del neuromarketing político, un campo en el que se ha empezado a trabajar desde hace muy poco, se sustenta en los conocimientos procedentes de diversas disciplinas, tales como la psicología, la sociología, la economía, las ciencias exactas, la antropología, los avances de las neurociencias y de la neuropsicología.

El neuromarketing político se convirtió en una rama que provee alternativas y soluciones para dominar escenarios electorales cada vez más competitivos, difíciles y saturado de mensajes. Lo cual obliga a reinventarse para hacer frente y/o adaptarse a las nuevas circunstancias que se plantean. De ahí que se haga evidente la necesidad de producir y desarrollar mecanismos diferentes para afrontar las dificultades cada vez más crecientes en los sistemas electorales.

Se trata de evaluar, persuadir y explicar actitudes políticas por medio del estudio de la mente consciente e inconsciente que explican la percepción, la conducta y la toma de decisiones de las personas en los campos de acción de la actividad política.

De esta manera se hace posible obtener ventajas comparativas dentro del márquetin político, estudiando las actitudes políticas a través de la observación del cerebro.

Estamos frente a una innovación sin antecedentes, una revolución de pensamiento sobre el pensamiento. Tres décadas de investigación en las ciencias cognitivas, soportadas por estudios psicológicos de comportamiento social y por la nueva evidencia de la neurociencia, que han desarrollado nuevos modelos de pensamiento y razonamiento, bajo los cuales hoy podemos interpretar y medir la estructura de las relaciones acerca de las creencias y actitudes políticas.

El neuromarketing aplicado a los procesos políticos representa  una alternativa viable y rentable en términos de ganancia política. A medida de que vamos aprendiendo y conociendo más sobre cómo funciona el cerebro humano, las campañas políticas también pueden beneficiarse de dicho conocimiento.

En ese sentido, la potencialidad del neuromarketing radica en la capacidad de persuadir y movilizar emocionalmente a los individuos mediante una evaluación previa de actitudes políticas a partir del estudio del cerebro. Habría que preguntarse entonces, ¿por qué estudiar el cerebro garantiza una mayor probabilidad de persuadir?, Antonio  Damasio refiere que “la mente del cerebro, modelada por el cuerpo y consciente del cuerpo, está al servicio de todo el cuerpo”, en otras palabras, el cerebro es un motor, el órgano que más puede indicar la manera de pensar y actuar de un individuo, además de ser el procesador del cuerpo humano.

Con base en este contexto, es posible afirmar que en la medida en que el neuromarketing político apela al cerebro, tiene una mayor probabilidad de obtener resultados exitosos, en comparación con los medios tradicionales.

Info for bonus Review bet365 here.